El año 2020 indudablemente fue un añode retos, cambios y de adaptación. En mediode una Pandemiamundial por el virus del Covid-19 con todas las implicaciones socio económicas que esto conlleva, nuestra organización indudablemente tuvo que reinventarse y la manera en que brindamos nuestra ayuda también.

De la mano del Gobierno Nacional, nuestra organización se vio avocada a brindar esa ayuda desinteresada que tanto nos caracteriza junto con ese músculo de trabajo como bien reza parte de nuestro juramento en la frase “La juventud para ser servida debe ser- vir.” Fueron estas tareas tan variadas, como el armado de bolsas de alimentos de la mano de su logística y distribución a zonas de riesgo social, así como centros móviles de acopio para donaciones de insumos a los damnificados por las inundaciones que golpearon las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro; tantas anécdotas y experiencias más que como hombres jóvenes con un juramento a nuestra Organización y consecuentemente a nuestra Patria nos enorgullecemos de haber realizado.

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *